Casa transportable hecha en 10 días cuesta la mitad que el presupuesto de una casa social en Brasil.

Un start-up de arquitectura y decoración Hometeka ha apostado por una casa transportable, hecha en módulos y montada en diez días, innovando en el mercado de la construcción. Una vivienda de 81 m2, con 2 dormitorios, un baño, cocina, sala de estar y una pequeña galería cubierta tiene un costo de 175.000 mil Reales (aprox 55.000 usd)

El metro cuadrado resulta a R$ 2.160, (677 usd) un poco más de la mitad de una vivienda del programa social (Minha Casa Minha Vida,) del Gobierno Federal (R$ 4.000).

En el precio, no están incluidos las fundaciones, que depende del terreno (puede costar en torno de los R$ 10 mil (aprox.3.100 usd), y el flete que también varía de acuerdo con el lugar de instalación. Para la región Sudeste (la más poblada de Brasil) se estima en unos R$ 12 mil. (aprox 3.800 usd).

La casa puede ser transportada ya armada, separada en los distintos módulos, que son unidos y reciben la terminación en el lugar de instalación. Visualmente parece mucho a una casa “container”. Sin embargo la diferencia está en los materiales utilizados, explica el arquitecto Pedro Haruf, 30, unos de los creadores.

"Los módulos son un poco más altos y largos que los de un “container” lo que influencia el confort térmico. La estructura es de acero, las paredes son de placas de cemento y de yeso. El piso también es de placas de cemento y el techo de OSB, un panel estructural de pedazos de madera. El exterior de la casa puede ser revestido con tejas de PVC, madera u otros materiales

La casa convencional es construida en seis meses

Una casa de mampostería construida en forma tradicional puede llevar cerca de seis meses para quedar lista, según Carlos Borges, vice-presidente de tecnología y calidad e do Secovi-SP (una asociación de empresarios de la vivienda). Que también indica que los costos pueden cambiar de acuerdo a la ubicación, materiales usados, entre otros. (Esto favorece como contraste a las soluciones estandarizadas, de entrega mucho más rápida)

Ganaron premio antes de entrar al negocio

El proyecto de casa transportable fue vencedor de un premio de arquitectura promovido por Hometeka en el año 2015. Visto los resultados, el start up decidió invertir para lanzarlo comercialmente. Por el momento, la empresa apuesta al potencial del inmueble como segunda residencia o sea casa de playa o de campo según indica Leandro Araújo, socio de Hometeka.

"Las obras de casa de recreo o descanso suelen tardar más en su construcción y dan más trabajo porque el dueño vive en otra localidad y desconoce a los proveedores locales. Esto favorece a las soluciones estandarizadas, como la que se presenta en este artículo. Estamos negociando con condominios para realizar ventas al por mayor lo que reduciría los costos operacionales, La idea es que el cliente compre en forma conjunta el lote y la casa”. La expectativa es vender por lo menos 50 casas en el año 2017 en un emprendimiento común con los condominios. La empresa no está haciendo por ahora ventas directas al consumidor, pero está registrando a los potenciales clientes en una lista de espera, según Araujo.

Son posible varias plantas

El proyecto fue bautizado Casa Chassis, por las distintas posibilidades, de plantas que permiten los módulos. Cada módulo mide 9x3 metros. Es posible hacer una casa con la cantidad de módulos que se desee e incluso apilarlos para tener varios pisos.

Ese es uno de los principios diferenciales, aliado a la posibilidad de transporte de módulos y la reducción de costos y de tiempo para usar materiales pre-fabricados.

La tendencia es hacia la modularización, pero los materiales deben ser analizados

El vicepresidente de tecnología y calidad de Secovi-SP afirma que las casas modulares, que pueden ser ampliadas o reducidas de acuerdo con cada necesidad, son una tendencia que ya viene siendo buscada desde hace algún tiempo por el sector de la construcción. Comenta que el proyecto no es innovador en el sentido que usa materiales existentes en el mercado, pero considera que la posibilidad de transporte constituye un diferencial interesante.

Él afirma que, sin embargo, debe ser evaluado si la solución constructiva sigue las normas de buen desempeño estructural, acústico y térmico, entre otros, el precio es muy competitivo, pero es necesario un análisis más profundo para conocer la calidad de la construcción y evaluar la relación costo-beneficio.

Ver más

Por ejemplo, 22/04/2019
Por ejemplo, 22/04/2019