Amenaza a la cadena de valor de la construcción en acero de América Latina

Uno de los principales retos de la industria del acero es combatir el comercio desleal, como son las prácticas de dumping y subsidios. La combinación de sobrecapacidad, menor actividad económica y precios a la baja han resultado en un comercio siderúrgico cada más conflictivo.

A nivel mundial, en los últimos seis años, se tienen 424 investigaciones de dumping y subsidios en productos de acero, donde destaca que China es el principal país investigado con 110 acusaciones.

América Latina también mantiene una defensa activa de su mercado, como lo demuestran 60 investigaciones realizadas y 38 fueron contra China. Asimismo, hay 13 investigaciones en proceso y 11 son contra productos chinos.

Con esta estadística pareciera que el problema se ha enfrentado y contenido, sin embargo, empiezan a aparecer señales de que los países y las empresas que han sido sancionados con cuotas antidumping y de subsidios buscan otras alternativas para continuar exportando sus productos en condiciones de comercio desleal.

Lo que han hecho esos países y empresas es exportar productos de la cadena de valor de la industria siderúrgica; productos que ya no se ubican los capítulos 72 o 73 de la Tarifa Armonizada (Harmonized Tariff Schedule) que corresponden al acero. Tal es el caso de una investigación realizada y resuelta en los primeros meses de este año por el gobierno de Canadá sobre Estructuras Fabricadas con Componentes de Acero (Fabricated Industrial Steel Components) que se importan bajo la fracción arancelaria 9406 (concretamente bajo la 9406.00.90.30) y son originarias de China, España y Corea del Sur.

Estos productos, de forma ensamblada, parcialmente ensamblada o modular, se utilizan en estructuras para extracción de petróleo y gas, actividad minera, plantas petroquímicas, de cemento, fertilizantes y otras instalaciones industriales. El principal insumo para estas estructuras es la placa de acero (fracción arancelaria 7208.51); producto que ya está sancionado en Canadá con cuotas antidumping para países como China, Bulgaria, Checoslovaquia, Rumania, Ucrania, Dinamarca, Indonesia, Italia, Japón y Corea del Sur.

Estas investigaciones fueron realizadas por el gobierno de Canadá a lo largo de los últimos 10 años y las cuotas antidumping identificadas varían desde niveles de un dígito hasta 60% y 74%.

Frente a este escenario, China y Corea del Sur, al ver canceladas sus exportaciones de placa de acero optaron por exportar Estructuras Fabricadas con Componentes de Acero y de esta forma evitar la aplicación de las cuotas antidumping a la placa de acero.

En esta investigación, el gobierno de Canadá identificó cuotas antidumping de 41,0% para China, 3,1% para Corea del Sur y 42,4% para España. En los subsidios contra China, los porcentajes de sanción para las empresas van desde 0,8% hasta 4,6%.

Esta investigación realizada por el gobierno de Canadá abre una nueva vertiente del comercio desleal, donde países y empresas sancionados con cuotas antidumping en productos siderúrgicos (como la placa de acero) cambian su estrategia de exportación a productos de la cadena de valor de la industria (Estructuras Fabricadas con Componentes de Acero).

Los fabricantes de estructuras de acero son los intermediarios críticos en la cadena de valor de la construcción en acero, entre las usinas siderúrgicas que producen placas y perfiles y las grúas de los constructores colocando las columnas y vigas en su lugar y se ven perjudicados por estas nuevas estrategias de exportación.

Paralelamente en U.S.A. el American Institute of Steel Construction (AISC) ha testificado ante el Departamento de Comercio de ese país indicando que acero fabricado en el exterior está erosionando la competitividad de los fabricantes norteamericanos de estructuras. Indicó que se ha abierto las puertas para que las compañías productoras de acero se expandan a los productos fabricados corriente abajo en la cadena de valor. Por lo que pide que las medidas contra las prácticas desleales deben ser extendidas para alcanzar toda la cadena de valor. De acuerdo con la AISC las importaciones de estructuras de acero en U.S.A se han incrementado 136 % en los pasados 5 años. Muy en exceso al crecimiento del mercado norteamericano en el mismo período.

Frente a esta situación, es importante alertar a la cadena de valor de la Construcción en acero de América Latina.

Por ejemplo, 22/11/2017
Por ejemplo, 22/11/2017